May 07 2012

ENCUENTRO EN MADRID

Tuvo lugar los días 18 a 21 de noviembre de 2011, en Madrid, en la Casa de las Hijas de Jesús, C/ General Asensio Cabanillas nº 13. Se reunieron los Consejos provinciales de las Provincias Sagrada Familia e Inmaculada, y la Hna. Superiora viceprovincial de la Viceprovincia Santa Isabel de Hungría.

HERMANAS PARTICIPANTES

GOBIERNO GENERAL:

  1. Hna. Yolanda de Mª Arriaga Ruballos, Superiora general
  2. Hna. Tulia López Bedoya, Vicaria general
  3. Hna. Margarita Arana Baquedano, Segunda Consejera
  4. Hna. Aleyda Garcés Fernández, Tercera Consejera
  5. Hna. Arelys Martínez Palacios, Cuarta Consejera

PROVINCIA SAGRADA FAMILIA:

  1. Hna. María Reyes Jimeno Gómez, Superiora Provincial
  2. Hna. Juana Murcia López, Vicaria provincial
  3. Hna. Mª Carmen Michitorena Munárriz, Segunda Consejera
  4. Hna. Inmaculada Sancho Fabra, Tercera Consejera
  5. Hna. Mª Lourdes Carballo Fernández, Cuarta Consejera

PROVINCIA INMACULADA CONCEPCIÓN:

  1. Hna. Isabel Valdizán Valledor, Superiora Provincial
  2. Hna. Mª Carmen Fernández Alonso, Vicaria provincial
  3. Hna. Lourdes Crespo Antolín, Segunda Consejera
  4. Hna. Mercedes Ruíz Quintano, Tercera Consejera
  5. Hna. Trinidad Larrea Arrarás, Cuarta Consejera

VICEPROVINCIA SANTA ISABEL DE HUNGRÍA:

  1. Hna. Úrsula Leuffen Stenzel, Superiora Viceprovincial

El objetivo del encuentro, tal y como se detallaba en la carta convocatoria de Hna. Yolanda de Mª Arriaga, Superiora general, de fecha 14 de octubre de 2011, fue: "reflexionar y dialogar sobre el camino de reestructuración que estamos comenzando".

El encuentro pretendía ver qué supone la reestructuración, buscar juntas, escuchar, compartir la reflexión, siendo una invitación a vivir en esperanza, en fidelidad al Espíritu, y a vivir este momento congregacional con creatividad y responsabilidad.

Se tuvieron en cuenta estas cuestiones: ¿Para qué reestructurar? ¿Desde dónde innovar? ¿Cómo motivarnos para motivar? Liberar lo que hay de profético en las hermanas… sabiendo que se afronta esta tarea desde la debilidad.

Acogiendo las etapas propuestas por el Gobierno general, se aportaron otras sugerencias:

Pensar el futuro de África y, en Europa, elaborar el Plan conjunto de Pastoral Juvenil y Vocacional, caminar hacia un solo Equipo de Formación y aunar criterios antes de aunar estructuras. Por último, realizar una asamblea conjunta con hermanas menores de 65 años para favorecer el conocimiento más profundo, escucharnos y realizar un trabajo en torno al tema de la pertenencia.

Presentar las etapas de la reestructuración en reunión de superioras. Crear una “cultura vocacional” en las dos Provincias centrándose en zagales, colegios y parroquias. Hacer una programación conjunta de cada área de pastoral. Y hacer la programación de formación de laicos, también, conjuntamente. Hacerlo operativo.

Con la evaluación final y la foto de familia, finalizó este encuentro vivido con intensidad, en ambiente sereno, fraterno, que estuvo alimentado por la Eucaristía y la Palabra de cada día.