Sep 01 2016

30 de agosto

Llueve en Roma…se refresca el día para que se aproveche mejor este hermosísimo tiempo.

Ya con todas las capitulares presentes en la casa, se dispone de esta jornada para salir, caminar, conocer, compartir o simplemente relajarse del mejor modo. Unas a la calle, otras en casa, otras por ahí… ¡esperando el gran día!

Reponiendo fuerzas y dejando que el cuerpo se adapte al curso del tiempo mientras se goza la oportunidad recibida como gracia. Acercarse a la cuna eclesial y hacerse parte de la comunidad interprovincial…dos realidades que entrañan universalidad, interculturalidad, apertura a lo nuevo, a lo diverso y más originario.

Desaparecen hoy las fronteras y delimitaciones estructurales, se siente esa indescriptible certeza: somos una sola familia de hermanas.

Llegada de las Hermanas de diferentes países.

Cena con todas la Hermanas