Feb 01 2012
La formación tiene por objetivo principal ayudar a la hermana en la respuesta personal a la llamada de Dios vivida en fraternidad, según nuestra vocación religiosa apostólica. Esta finalidad debe inspirar y unificar tanto la formación inicial como permanente. (Const. N° 61)

Ante el gran reto de la formación la Congregación se ha planteado en diversos momentos como dar una mejor calidad a nuestra vida en todas las dimensiones; por consiguiente, ha puesto todos sus esfuerzos en dar una esmerada formación a cada una de las hermanas; tanto en la formación inicial, como permanente. En el XXI Capítulo general, celebrado en el mes de septiembre del 2010, después de reflexionar la realidad congregacional se volvió a retomar este tema de la formación y se asumieron compromisos muy concretos en relación a la misma, los cuales quedaron plasmados en el documento final “Hermanas para la misión en las diferentes culturas” y en los Acuerdos Capitulares que fueron retomados nuevamente en los Capítulos Provinciales.

En este momento, en el cual hemos iniciado el Proceso de reestructuración de la Congregación, tiempo de renovación y revitalización, se ha sentido la necesidad de que toda la Congregación esté en un continuo dinamismo para acoger lo que el Espíritu del Señor nos vaya manifestando. Este proceso tiene unas etapas que implican trabajo constante en cada fraternidad, lo cual exige un tiempo de reflexión, oración, compartir el estudio de los temas que periódicamente se les envían; es decir que toda la Congregación está formándose en la propia fraternidad. Si somos fieles a la escucha del Espíritu Santo podremos dar respuestas proféticas a las nuevas situaciones y urgencias del mundo de hoy como nos lo dice el primer Acuerdo Capitular. Inicialmente el Gobierno general estuvo un año recibiendo elementos para diseñar este camino a recorrer; se realizaron encuentros con los Equipos de Gobierno, en un primer momento, hermanas provinciales y consejos de las provincias de España y la viceprovincial de Santa Isabel de Hungría, luego con los equipos de gobierno de América Latina, con el fin de promover un proceso de sensibilización, motivación y análisis del plan de reestructuración propuesto y la comisión Congregacional a fin de capacitarlas para la colaboración directa en el Proceso de reestructuración

Con el fin de dar respuesta al tercer Acuerdo capitular se conformó el Equipo General de formación que tiene como sede el Santuario Nuestra Señora de Montiel- Benaguacil – España conformado por las Hnas: Aleyda Garcés Fernández (consejera Gral.); Hna Julia Apesteguía Marriezcurrena y la Hna. Yalile Jurado Fajardo quienes animan la formación permanente en las diferentes actividades a nivel congregacional:

FORMACION PERMANENTE:

La Formación Permanente es una exigencia de fidelidad al don divino de nuestro carisma, que nos permite seguir a Jesucristo tras las huellas de Francisco de Asís, como nos indica y exhorta el Padre Luis Amigó (cf PGF), es evidente que es un camino que debe durar toda la vida, para comprometer la persona, corazón, mente y fuerzas (cf. Mt 22, 37).

El mes de espiritualidad, esta programado cada año en España, incluyendo las rutas: amigoniana en Valencia y la Franciscana y Eclesial en Roma y Asís.

En el año 2011, vivieron la experiencia del mes del Mes de espiritualidad congregacional, un grupo 32 de hermanas provenientes de las provincias de Sagrada Familia e Inmaculada Concepción, España; Sagrado Corazón y Nuestra Señora de Montiel, Bogotá; San José y Santa María, Medellín; San Francisco, Venezuela; Santa María de los Angeles, Centroamérica; viceprovincia el Buen Pastor, Cono Sur; y la viceprovincia General Santa Clara de Asís, Filipinas, en el Santuario de Montiel-Benaguasil-España, orientado por las Hnas. Julia Apesteguìa M. y Yalile Jurado F.

Del 15 de noviembre a 15 de diciembre del 2011, las hermanas del Equipo de Formación, realizaron en Medellín Colombia el mes de espiritualidad para las hermanas de las cuatro Provincias de Colombia, con participación de encargadas de Formación Permanente de las Demarcaciones de América Latina, a fin de prepararse y continuar brindando a las hermanas de las distintas Demarcaciones esta experiencia. Se orientó además, el mes de espiritualidad a las hermanas de la Provincia Fray Luis Amigó, Brasil, en el mes de enero del 2012, participando la mayoría de las hermanas.

Con miras a mantener la Formación Permanente en la Congregación, se organiza un programa sistemático de formación para superioras que será en tres etapas de las cuales ya han ya ha realizado la I ETAPA en las Provincias de España y en las de América Latina en el año 2011, organizadas por zonas geográficas a fin de facilitar la participación de las hermanas, y de las encargadas de formación permanente en la Provincias, permitiéndoles vivir esta experiencia que luego pondrán en practica en los diferentes encuentros que se realizarán. La II ETAPA está prevista para ser desarrollada en el presente año 2012. Se percibe en las evaluaciones, interés, muy buena participación y acogida a esta experiencia formativa ofrecida.

Cada una de las Demarcaciones de la Congregación, desde sus propias posibilidades, está facilitando a la hermanas la formación y preparación según las necesidades expresadas y/o detectadas en diferentes dimensiones, ya sea humana, espiritual, carismática y profesional y a la vez motivando a la autoformación como responsabilidad personal en este periodo de formación permanente, que como ella misma se define dura toda la vida.